DERMATÓLOGO MÁLAGA | CITA PREVIA DERMOCLINIC | Teléfono: 952 609 291 - Email: aneriderma@gmail.com Link text here

Arrow up
Arrow down
Cabecera SECCIÓN CONTACTO

Blog divulgativo
sobre la piel

Image is not available
Image is not available
Image is not available
Image is not available
Image is not available

¿Hasta qué punto hay que preocuparse por la viruela del mono?

Recién superado el listón de los 7000 casos confirmados de viruela del mono en España a mediados del actual mes de septiembre (más de 61 000 casos en todo el mundo en el momento que escribo), quiero hoy arrojar algo de luz sobre en qué consiste esta enfermedad y qué dimensión real tiene, así como indicar pautas para prevenir la transmisión a otras personas por parte de quienes han tenido un diagnóstico positivo de viruela símica

¿Qué es la viruela del mono?

    La viruela del mono, la viruela símica, o la viruela del simio (Orthopoxvirus, de la familia Poxviridae), es una zoonosis poco común causada por un virus que se puede transmitir de animales a humanos, y también entre humanos. Tal y como expresa su nombre, es de la misma familia de virus que la viruela, pero, a diferencia de esta, la viruela símica es menos contagiosa y presenta síntomas más leves.

¿Cómo se propaga la viruela del mono?

Lo primero que hay que hacer constar es que la viruela del mono solo es contagiable si una persona presenta síntomas.

Entre personas se contagia por contacto directo con un sarpullido, costras o fluidos corporales; los modos más habituales, por contacto piel-piel (por ejemplo, mediante sexo anal o vaginal), por contacto cara-cara (proximidad mientras se habla, grita, canta…; no muy diferente del mecanismo de contagio del COVID-19); por contacto boca-piel (sexo oral), boca-boca, o mediante objetos que ha tocado la persona infectada.

Con diferencia, hasta ahora ha tenido mucha más incidencia entre varones (un 95 % de los casos), o mejor dicho, en actividad sexual entre varones con prácticas sexuales de alto riesgo. Pero, tal como ha advertido ya la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad se ha convertido en un riesgo para la salud pública mundial y requiere una vigilancia y respuesta global coordinada. No en vano se han identificado también casos, aunque en porcentaje muy minoritario, en ancianos, mujeres y menores por contacto estrecho con algún afectado. Si no se pone coto a la transmisión, afectará en mayor escala a personas vulnerables, las mismas que, por su edad, o por padecer otras patologías concomitantes, o por inmunodepresión o por estar trasplantados, podrían verse en riesgo vital en caso de contagio.

Mencionaré, de paso, que la viruela del mono se puede transmitir de animales infectados a personas si se es arañado o mordido por uno, o al preparar o consumir productos de un animal con la enfermedad (algo mucho más improbable en Occidente, aunque no totalmente descartable). 

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

Uno de los síntomas más visibles es la aparición de sarpullidos con llagas que aparentan ser granos o ampollas y que pueden estar localizados en cualquier parte del cuerpo, aunque suelen comenzar en la cara, frecuentemente en el interior de la boca, el pecho o las manos. Las heridas pasan por diferentes etapas antes de curarse por completo, algo que puede requerir varias semanas.

Uno de los problemas más destacados de la viruela símica es la inflamación de los ganglios linfáticos. En este síntoma es diferenciable de la viruela humana.

Otros síntomas son la fiebre, diarrea, dolores de cabeza, musculares y de espalda, dolor o dificultad para orinar, escalofríos y agotamiento.

Para pensar en positivo: a pesar de los síntomas, los casos de fallecimientos entre los que han contraído la enfermedad están entre un 3 % y un 6 %, es decir, la mortalidad es baja. Los ingresos hospitalarios también han tenido una proporción moderada.

Las personas infectadas deben aislarse durante un tiempo, que suele variar de dos a cuatro semanas, hasta que las heridas se hayan curado y cese la sintomatología, ya que los síntomas tienden a remitir por sí solos. 

¿Cuáles son las medidas de prevención frente a la viruela del mono?

Se puede prevenir la enfermedad limitando el contacto con personas que sean casos confirmados, o que sospechen tenerla. La OMS, cuando se superaron los 18 000 casos en todo el mundo (ahora multiplicados por más de 3) ya lanzó un llamamiento entre la comunidad gay para que redujeran los contactos sexuales y para que compartieran la información de posibles contagios, propios o de otras personas con las que hubieran mantenido sexo.

En caso de que sea inevitable la proximidad con una persona infectada, es altamente recomendable aislarla, y cada vez que se tenga que estar físicamente cerca de ella, llevar mascarilla y evitar cualquier contacto con la piel del infectado, usando guantes desechables si fuera necesario.

Es igualmente importante el uso de mascarilla y guantes desechables para tocar prendas, superficies o utensilios con las que ha estado en contacto la persona enferma, además de limpiar y desinfectar las superficies y objetos contaminados.

Y es de vital importancia lavarse las manos frecuentemente, ya sea con agua y jabón o con desinfectante de manos.

¿Qué hacer en caso de infección?

Lo primero es informar con prontitud a los servicios sanitarios en caso de sospecha de haber contraído la viruela del simio, y así podrán hacerle pruebas de laboratorio para comprobar si realmente se trata de esta enfermedad o si es alguna otra patología vírica con expresión cutánea que presenta características similares.

Por otra parte, los servicios sanitarios podrá atender con tratamiento posibles complicaciones (amigdalitis, abscesos, inflamación de la mucosa rectal…), darle asesoramiento sobre cómo actuar o administrarle la vacuna (Tecovirimat), si bien actualmente escasea. En algunas de las pruebas es posible que se tomen muestras de los sarpullidos en la piel para examinarlos en laboratorio.

Las personas infectadas deben aislarse durante un tiempo, que suele variar de dos a cuatro semanas, hasta que las heridas se hayan curado y cese la sintomatología, ya que los síntomas tienden a remitir por sí solos. Asimismo, es de vital importancia no tocarse las heridas que aparezcan en la cara o cerca de los ojos, y lavarse las manos con frecuencia.

       ¿Cuáles son las diferencias que tiene con la varicela o la viruela?

La varicela tiene como síntoma principal la aparición de manchas en la piel que causan picor. En un principio aparecen en el pecho y espalda, para luego propagarse al resto del cuerpo, a excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies, mientras que las heridas que forma la viruela del mono empiezan en la cara, se pueden propagar a las plantas de los pies y las palmas de las manos; por otra parte, solo pican una vez que se hayan formado costras en ellas.

A pesar de que la diferencia más grande entre la viruela del mono y la viruela humana sea la inflamación de los ganglios y los síntomas más leves, es necesario acudir al médico para hacer pruebas de laboratorio y concluir con un diagnóstico definitivo.

Dicho todo esto, trataré de responder a la pregunta con la que abría este artículo: ¿Hay que preocuparse?

Hay que preocuparse en la justa medida: los sistemas y profesionales de la salud, así como las instituciones pertinentes, son los que deben permanecer alerta (y lo están), pero a título personal tampoco podemos ser cándidos o mantenernos inconscientes, ¿o es que no hemos aprendido nada desde 2019? Además, hay medidas sencillas para evitar los contagios y transmitirlos, y en muy raros casos la enfermedad evoluciona fatalmente. Con todo, no conviene minimizar el potencial que tiene si no se acota. En este sentido la OMS ha actuado adecuadamente. Permanezcamos atentos, pero no temerosos

Algunos enlaces para saber más sobre la viruela del mono:

https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/enfermedades-infecciosas/poxvirus/viruela-del-mono

https://medlineplus.gov/spanish/monkeypoxvirusinfections.html

https://www.who.int/multi-media/details/monkeypox--what-you-need-to-know

COVID, sarna y algunos falsos mitos
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Puedes enviarme un comentario o hacerme una consulta directa. Estaré encantado de atenderla.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Domingo, 27 Noviembre 2022

Imagen Captcha



This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!